17 Oct

18 de octubre “día mundial de la protección de la naturaleza”

Desde el año 1972 cada 18 de octubre celebramos el “Día Mundial de la Protección a la Naturaleza”. Esta celebración tiene su origen en las palabras pronunciadas por el General Argentino Juan Domingo Perón quien encontrándose exiliado en Madrid, España envió a Kurt Waldheim quien entonces era secretario de Naciones Unidas, un acertado mensaje alertando sobre la necesidad de plantear objetivos básicos de protección ambiental:

“la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología”

En esa época se comenzó a plantar la necesidad de revertir la situación y anticiparse para prevenir daños a nuestros espacios naturales, sobre todo los que tienen valores singulares de vegetación, fauna, paisaje o geomorfología.

“Incrementar los esfuerzos para lograr el desarrollo sustentable de la actividad, preservando el equilibrio ecológico”

Debemos comprender que todas nuestras acciones presentes inciden directamente en el futuro, nuestros actos superan la capacidad de nuestro planeta para regenerar los recursos que consumimos.

Con la promesa de dirigir nuestros conocimientos y esfuerzos  a la protección del entorno natural, las autoridades mundiales ponen de manifiesto al asunto como prioridad esencial. “Estamos a tiempo”

La protección de la Madre Naturaleza, no puede ser una cuestión exclusiva de los ambientalistas. Es responsabilidad de todos los seres humanos el cuidado de los ecosistemas en general y de la biodiversidad en particular, para ello es imprescindible el desarrollo de correctas políticas ambientales, por parte de las instituciones.

Así en Misiones tenemos la llamada eco región selva misionera, un conjunto de áreas protegidas que preservan la naturaleza mediante reservas.

Existen varias reservas: dos reservas nacionales, doce provinciales, tres municipales y siete privadas. Entre las más importantes se encuentran el Parque Nacional Iguazú y la Reserva de Biosfera Yabotí.

Cuando estamos en contacto con la naturaleza, el estrés y las tensiones cotidianas desaparecen, el mundo natural estimula y satisface todos nuestros sentidos, nos lleva a relajarnos, a ver las cosas desde otra perspectiva y a sentirnos en armonía con el entorno que nos rodea. Cuidemos nuestro planeta, es nuestra misión actual para nuestro futuro.

Leave a Reply

Contacto
Enviar